Antojos… ¿De dónde vienen?

o-FOOD-CRAVING-facebook

Hay varios estudios que han tratado de explicar de dónde vienen nuestros antojos, porqué algunos son dulces, algunos salados o a veces de comida especifica que no acostumbramos consumir.

Muchas veces en vez de decir que se nos “antojó” algo decimos “necesito” comer algo pero ¿de dónde viene esa necesidad?

Varios estudios sugieren que nuestros antojos en verdad son una reacción de nuestras emociones y no un problema de comida, es ahí cuando nos damos cuenta que en verdad no estamos escuchando a nuestro cuerpo o simplemente no podemos entender nuestros sentimientos y buscamos la manera más fácil de saciarnos que es: con la comida.

Ponte a pensar ¿cuándo es que aparece tu antojo por algo dulce? Y muchas veces te vas a dar cuenta que es cuando estás pasando por momentos de altibajos emocionales y en vez de un chocolate probablemente lo que tu necesitas es un abrazo.

Captura de pantalla 2015-10-23 a la(s) 09.09.40

Otro punto importante: la deshidratación.

La deshidratación se siente igual que el hambre; Hay días en los que olvidamos tomar agua y sentimos que comemos y comemos pero nada nos da saciedad, en esos momentos recuerda que puedes estar deshidratado y lo que necesitas es un vaso grande de agua.

Otra manera de llegar de algunos antojos específicos es en realidad por la falta de ese nutriente, mineral o vitamina en tu cuerpo. Seguramente te ha pasado que de repente sientes que necesitas comer una fruta en especial o alguna verdura o tienes semanas tratando de dejar la proteína animal y un día mueres por un pedazo de pescado. Cuando tenemos ese tipo de antojos ponte a pensar si es solo un antojo pasajero o en verdad es tu cuerpo gritando que le hacen falta vitaminas, minerales o aminoácidos.

Y por último los antojos que vienen de adentro. Nunca cuestionamos nuestros antojos, menos cuando los convertimos en hábitos, como el café a media mañana, las galletas con leche a media tarde o la pizza y el sushi los fines semana.

Ponte a recordar tu niñez y trata de imaginar ¿qué es lo que tus abuelos te daban para hacerte sonreír? ó ¿con qué acompañaban el desayuno tus papás cada mañana? ¿en verdad tienes antojo de pizza o eso comías con tu amigos de chico? Todos estos cuestionamientos tiene una base, que son nuestros cuerdos, lo que nos hace echar raíces y imágenes que nos formaron. Ésta es otro lugar de donde pueden venir tus antojos.

Ahora yo te pregunto: ¿De dónde vienen tus antojos de hoy?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s